22 de mayo de 2011

Conoce a la Mascota de Kate del Castillo. "El Licenciado"

Conoce a la Mascota de Kate del Castillo. "El Licenciado"


Diez años atras, Kate del Castillo, de 38, recogió en la carretera a un perrito criollo moribundo, de tres meses de edad... le salvó la vida y es su adoración. Y ahora que la protagonista de La Reina del Sur vive en Los Ángeles, California, su mascota, El Licenciado, está en casa de sus padres, Kate y Eric del Castillo. Conversamos con la mamá de la actriz y nos dijo que el animalito ha sufrido varios accidentes, el último de ellos hace unos meses, cuando lo tuvieron que operar de una patita, pues tenía ¡un cable!




-Doña Kate, cuéntenos la historia del perrito y su hija...

"En 2001, cuando ella hacía la novela Ramona, de regreso de una locación en Tlaxcala, junto con Eduardo Palomo (q.e.p.d.) vio en la carretera a un perrito de tres meses, tirado y ensangrentado. Fue terrible, pues no tenía pelo y había perdido un ojito, estaba muriéndose. Lo recogieron y lo llevaron a un hospital donde estuvo un mes, pero pensaron que no iba a vivir. Al sanar, me lo trajo a la casa, pues no habían decidido quién de los dos se quedaría con él".

-¿Por qué le pusieron El Licenciado?

"Mi marido Eric le decía: One eye (Un ojo) o El Pirata, pero en el hospital fue donde lo bautizaron como 'El Licenciado', y Kate, que lo adora y desde Los Ángeles está al pendiente de él, se lo dejó. Ya tiene 10 años en la familia, que son como 70 en un humano. Está viejito, el pobre no ve ni oye y tiene artritis".

-Supimos que en marzo lo operaron...

"Sí, días antes de viajar a San Antonio notamos que tenía una carita de tristeza y se lamía la patita delantera derecha. Le encargamos al chofer que lo llevara al veterinario y descubrieron que se le estaba saliendo un alambre! Kate se puso triste, pues tenían que operarlo y ella estaba lejos".

-¿Por qué le salía ese alambre?

"Cuando tenía tres o cuatro años era bien coscolino, pues se iba de parranda dos o tres días. Cada vez que volvía rascaba la puerta para que le abriéramos y siempre lo veíamos todo dado al cuas. Nos dio muchos problemas, ya que se metía a las casas de las vecinas y no dejaba en paz a las perritas. Una vez regresó después de 15 días que no supimos de él, hasta pensamos que lo había atropellado un automóvil. Pero llegó bien, aunque cojeaba; tenía una patita rota. Lo mandamos al hospital, lo operaron y esa vez le pusieron unos alambres horrorosos. Nosotros no lo sabíamos, hasta que nos mostraron las radiografías. El Licenciado parece gato, tiene siete vidas; ha sido muy valiente".

-¿Fue negligencia del veterinario?

"No, su médico nos comentó que la operación anterior la hicieron bien, pero ya estaba saliéndose el alambre. Ahora se encuentra mejor, solamente cojea un poco. Nos recomendaron que sólo le diéramos croquetas, aunque él come de todo".




-¿Cuando regresó se portó mejor?

"Tuvimos que castrarlo, pero no sabemos cuantos perritos dejó regados. Mi hija tenía una perra grande y también la embarazó, no sabemos ni cómo le hizo, pero tuvieron unos perros hermosos. Le dio vuelo a la hilacha".

-Se nota que es agradecido...

"Es muy cariñoso. Cuando llegó era travieso, aunque también temeroso de las personas y las escobas. Quizá de cachorro lo lastimaron. Por cierto, ya perdió el oído".

-¿Eso cuándo fue?

"Tendrá unos ocho meses que nos dimos cuenta, pues le llamábamos y no hacía caso. Con los relámpagos se pone mal, pero cuando eso ocurre nos toca la puerta con su patita para que le abramos y duerme en un tapete, pues no lo dejamos subir a la cama. También tiene cataratas, pobrecito, pero es el más consentido, pues todas las mañanas abre la puerta del desayunador, jalando la manija y se sienta a comer una rebanada de jamón y de tocino con nosotros".

-¿Han pensado en sacrificarlo?

"No; si estuviera sufriendo lo pensaríamos. El día que me falta es un lloradero terrible y no quiero pensar en cuando se muera", concluyó doña Kate

Entrevista extraida de Tv Notas.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Se entiende por safari, una expedición o viaje que se lleva a cabo en algunas regiones de Africa Antiguamente esta palabra se utilizaba para denominar las expediciones que tenían el fin de cazar. Hoy en día esta palabra se utiliza para denominar la caza fotográfica de estos animales en los diferentes parques y reservas naturales que existen en los países africanos.

La palabra safari significa viaje en idioma suajili, de origen bantú. Ya entrado el siglo XIX, la expresión era común en varios idiomas del mundo en las regiones de África y gran parte de asia.

Países como Kenya, Tanzania, Sudáfrica o Namibia son preferidos por los turistas para ver en directo grandes animales. Gracias a su privilegiada situación consta con un gran número de reservas naturales y parques que permiten al visitante ver elefantes, leones, jirafas, búfalos, leopardos, guepardos, rinocerontes, cebras, gacelas, antílopes, flamencos y un increíble número de animales que viven en libertad, que mucha gente sólo logra conocer en los zoológicos de las grandes ciudades.

Oferta Especial para Lectores de este Blog