26 de marzo de 2010

Conoce todo sobre el Delfin Calderon o Pilot Whale: Evitemos que sigan los terribles asesinatos del Delfin Calderon en Dinamarca

Un calderón (Globicephala melas o Globicephala macrorhynchus) en zoología es un cetáceo odontoceto, de la familia de los delfines (Delphinidae). También recibe los nombres de globicéfalo negro o ballena piloto de aleta larga.


Se encuentra en las aguas templadas y subpolares (0 - 25°C), de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico, a ambos lados de la línea ecuatorial hasta el paralelo 30 (Fig. 4). Se calcula que hay un millón de ballenas piloto en el Atlántico Norte. Numerosas manadas pasan durante la primavera y a principios del verano siguiendo su migración anual. Viven bien mar adentro o cerca de la costa, generalmente al borde de la plataforma continental, e incluso a veces entra en rías en busca de alimento. Existe una población antártica y otra ártica, estimada en unos 90.000 individuos. Fuera de sus límites ocupa el territorio el calderón común (Globicephala melaena).

El calderon es una especie de hábitos gregarios, vive en grupos de centenares de individuos. El núcleo del grupo es la familia (de unos 15 o 20 miembros), aunque en ocasiones se concentren varios centenares, compuesta por hembras con su cría y en general un solo macho adulto. Los machos pueden llegar a medir 7 metros y pesar 2.500 kg, siendo la hembra generalmente más pequeña. Su principal característica es una cabeza con un melón exagerado, más marcado en los machos, con un pico poco marcado o inexistente separado del melón por un pliegue. En la boca tiene de 8 a 13 dientes cónicos y afilados en posición anterior en cada uno de los 4 huesos mandibulares.

No existe constricción en el cuello y desde aquí el cuerpo es cilíndrico hasta la aleta dorsal; ésta se encuentra situada en la mitad anterior del cuerpo y tiene una base alargada: en los machos es bulbosa, muy arqueada hacia atrás, con una base larga y el borde de ataque ancho y grueso, mientras que en las hembras es menos arqueada. Las aletas pectoriales están situadas más cerca de la cabeza y son bastante largas (casi el 30 por ciento de la longitud del cuerpo), con una especie de codo y acabadas en un ángulo agudo. El pedúnculo caudal es grueso, y la aleta caudal presenta una mesca que forma dos lóbulos de borde cóncabo con extremos afilados. Los juveniles son de color pardo o gris claro, y los adultos negruzcos o gris oscuro; en la zona ventral presentan una gran mancha con forma de ancla de tonos claros, desde la garganta al ano, tras la aleta dorsal hay otra mancha con forma de silla de montar.

A diferencia de otros cetáceos, como los zifios o los cachalotes, los calderones tropicales ascienden y descienden con rapidez, con inmersiones cortas de hasta 22 minutos. Entre inmersión e inmersión realizan "un breve descanso" en la superficie que a veces no excede los 5 minutos para volver a realizar otra picada en las oscuras y frías aguas profundas a velocidades medias de entre 2 y 3 metros por segundo.

Encuentra sus presas en las profundidades gracias al melón tan prominente que tiene, que modo de sonar lo usa como ecolocalizador. Sus principales predadores naturales son las orcas y los tiburones, a menudo quedan varados grandes grupos en la costa siendo casi imposible devolverlos con vida al mar Se cree que son polígamos, con una estructura social bastante marcada. Escogen aguas cálidas para la reproducción, que aunque puede ocurrir en cualquier época del año, parece haber picos en verano y otoño. Algo parecido ocurre con los partos.

Parece ser que el factor determinante para alcanzar la madurez sexual es el tamaño corporal, y no la edad, tanto en machos como en hembras, alcanzándola éstas con una talla de 3,5-3,7 m, a los 6-7 años (los machos a los 12-14 años aprox.). Tras una gestación de 12-13 meses nace una cría que mide 1,7 m, sin dientes y pesa aproximadamente 75 Kg, que pasará un largo período de lactancia de 23 a 27 meses. El intervalo entre partos es largo, alrededor de 4,5-5 años, aunque las hembras más jóvenes pueden acortarlo y en ocasiones pueden quedar preñadas mientras aún producen leche para su cría anterior. Se cree que no es probable que hembras de más de 40 años puedan ser reproductivas.

La población feroesa ha consumido durante generaciones carne de ballena como parte de su dieta local. Sin embargo, recientes investigaciones han demostrado que, a causa de diversos procesos contaminantes, la carne de las ballenas piloto presenta un considerable contenido en mercurio que puede dañar seriamente el desarrollo neuronal de los niños que la consumen. A pesar de que se conoce que la carne de este cetáceo es tóxica para el consumo humano, la poblacion de las Islas Feroe, continuan realizando esta "tradicion" asesinando cruelmente a estos bellos animales que la naturaleza nos ha dado la oportunidad de conocer.

He creado una causa en Facebook http://apps.facebook.com/causes/463055?m=18eac145 para Detener esta cruel matanza, que es considerada por los habitantes de las islas Feroe como "tradicios" y data desde hace 1200 años, esta matanza es sangrienta y en este "espectaculo" nadie pone freno para detener la cruel matanza a los delfines.

Unete a la causa, apoya esta noble accion y Salvemos de la cruel matanza que se produce año a año a los Delfines Calderon, ellos estan en peligro de extincion, no dejemos al oceano sin este hermoso ejemplar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

HOLA SOY MERLI DE CANCUN QUINTANA ROO, OPINO QUE PARA PODER DETENER ESTA MASACRE DE LOS BELLOS DELFINES PILOTOS ES QUE LOS HABITANTES Y LOS QUE GOBIERNAN, ENTREN EN CONCIENCIA, Y QUE GRACIAS A SUS TRADICIONES PUEDEN PONER A ESTE ANIMAL EN PELIGRO DE EXTINCION.

Anónimo dijo...

Bueno ya llegara el dia en que el creador de todas las cosas pondra fin a todas estas barbarie.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Se entiende por safari, una expedición o viaje que se lleva a cabo en algunas regiones de Africa Antiguamente esta palabra se utilizaba para denominar las expediciones que tenían el fin de cazar. Hoy en día esta palabra se utiliza para denominar la caza fotográfica de estos animales en los diferentes parques y reservas naturales que existen en los países africanos.

La palabra safari significa viaje en idioma suajili, de origen bantú. Ya entrado el siglo XIX, la expresión era común en varios idiomas del mundo en las regiones de África y gran parte de asia.

Países como Kenya, Tanzania, Sudáfrica o Namibia son preferidos por los turistas para ver en directo grandes animales. Gracias a su privilegiada situación consta con un gran número de reservas naturales y parques que permiten al visitante ver elefantes, leones, jirafas, búfalos, leopardos, guepardos, rinocerontes, cebras, gacelas, antílopes, flamencos y un increíble número de animales que viven en libertad, que mucha gente sólo logra conocer en los zoológicos de las grandes ciudades.

Oferta Especial para Lectores de este Blog