14 de abril de 2010

Descubren Nuevo tipo de Sanguijuela en Peru: Posee Dientes Muy Grandes y se Adhiere al Ser Humano

Un nuevo género y especie de sanguijuela que posee una sola mandíbula pero dientes muy grandes y que se adhiere al tracto respiratorio superior de los humanos fue hallado en el Perú, informó un equipo de investigadores del Museo de Ciencias Naturales de Nueva York.
Los científicos, encabezados por Mark E. Siddall, bautizaron a la nueva especie como Tyrannobdella rex e indicaron que el descubrimiento “conduce a una revisión de la filogenia y clasificación de un clado -cada una de las ramas del árbol genealógico de los seres vivos- de las sanguijuelas hirudíneas, que aclara el origen evolutivo único de un grupo que se especializa en las membranas mucosas y constituye una amenaza para la salud humana”, según el artículo publicado en la revista “PLoS ONE”.

Sobre todo en las regiones rurales, los habitantes en el Perú sufrían por el ataque de una sanguijuela hasta ahora desconocida, que se caracteriza por sus dientes muy grandes, con los que se adhiere ante todo a las mucosas de la boca y nariz, para succionar sangre.

CASOS CLÍNICOS

Los autores del artículo publicado en “PLoS ONE” describieron los casos clínicos de algunas víctimas del T. rex en el Perú.

En 1997, un niño de seis años fue tratado en un centro de salud en la provincia de Lamas, en el departamento de San Martín, por dolor de cabeza en la frente, pero sin problemas respiratorios. El niño solía bañarse en los lagos y cursos de agua locales. Los especialistas le removieron una sanguijuela de 25 milímetros de largo de la fosa nasal derecha.

Ese mismo año, un bebe de 16 meses fue admitido en un centro de salud de la provincia de Yochegua, en el distrito de San Francisco del departamento de Ayacucho con los mismos síntomas. Los médicos le sacaron de la cavidad nasal una sanguijuela de 60 milímetros.

En tanto, en 2007, una niña de nueve años fue ingresada en el hospital La Merced de la provincia de Chanchamayo, en el departamento de Junín, tras sufrir durante dos semanas dolor de cabeza y una sensación de que algo se movía dentro de su nariz. La paciente dijo que en la provincia de Satipo se bañó con frecuencia en lagos, ríos y cursos de agua. Con algo de esfuerzo, los médicos le extrajeron de la fosa nasal derecha una sanguijuela negra de entre 65 y 70 milímetros.

Tyrannobdella rex se adhiere ante todo a las mucosas nasales de las personas, indicaron los especialistas. Por lo tanto, integra un grupo de sanguijuelas que se especiliza en las mucosas de los mamíferos y que ingresan por los orificios naturales del cuerpo.

¿Como se originaron?

Aparentemente, las sanguijuelas hirudíneas descendieron de un ancestro común que vivió hace millones de años.

Entre ellas, T. rex es la primera conocida en Sudamérica. Anteriormente, se habían descrito otras especies halladas en México.

La mayoría de los casos documentados de infecciones de sanguijuelas se producen en las regiones tropicales y en general están relacionados con el uso de agua potable contaminada y la sumersión en cursos de agua naturales.

Si bien en general la zona del cuerpo más afectada es la nasofaríngea, las sanguijuelas también pueden establecerse en los ojos, uretra, vagina y recto.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Se entiende por safari, una expedición o viaje que se lleva a cabo en algunas regiones de Africa Antiguamente esta palabra se utilizaba para denominar las expediciones que tenían el fin de cazar. Hoy en día esta palabra se utiliza para denominar la caza fotográfica de estos animales en los diferentes parques y reservas naturales que existen en los países africanos.

La palabra safari significa viaje en idioma suajili, de origen bantú. Ya entrado el siglo XIX, la expresión era común en varios idiomas del mundo en las regiones de África y gran parte de asia.

Países como Kenya, Tanzania, Sudáfrica o Namibia son preferidos por los turistas para ver en directo grandes animales. Gracias a su privilegiada situación consta con un gran número de reservas naturales y parques que permiten al visitante ver elefantes, leones, jirafas, búfalos, leopardos, guepardos, rinocerontes, cebras, gacelas, antílopes, flamencos y un increíble número de animales que viven en libertad, que mucha gente sólo logra conocer en los zoológicos de las grandes ciudades.

Oferta Especial para Lectores de este Blog